El uso de cubiertas vegetales puede reducir hasta en un 50% los costes de producción en el almendro

02.03.2021
  • Con el uso de cubiertas vegetales el agricultor puede reducir a la mitad los gastos directos en el cultivo: de 230€ a 112€
  • Las cubiertas vegetales en el cultivo del almendro pueden aumentar el contenido de humedad en el suelo hasta un 2%
  • Picar los restos vegetales en el cultivo del almendro puede aumentar la cantidad de minerales disponibles en un 20%
  • Este estudio, en el que ha participado Agrocultivate y ha sido financiado al 80% por FEADER y el Gobierno de Aragón a través de los Grupos de Cooperación de agentes del sector agrario, demuestra que en Aragón más de 1.500 explotaciones podrían beneficiarse

Octubre de 2020.- Agrocultivate presenta los resultados del estudio "Eficiencia Medio Ambiental y Económica del Cultivo de Almendro en Secano (GC-EMAECAS)". Los resultados desvelan que la puesta que el uso de cubiertas vegetales ayudará a la sostenibilidad económica y ambiental de las zonas más desfavorecidas de Aragón, en las que se encuentra gran parte de las explotaciones de almendro de la comunidad. Este estudio, en el que ha participado Agrocultivate, confirma que más de 1.500 explotaciones de almendro podrían reducir sus costes sustancialmente. Concretamente del estudio se desprende que con el uso de cubiertas vegetales el agricultor puede reducir a la mitad los gastos directos en el cultivo, de 229,31€ a 112,71€ en costes. Además, las cubiertas vegetales en el cultivo del almendro pueden aumentar el contenido de humedad en el suelo hasta un 2%, algo que es muy beneficioso para el cultivo de la almendra, sobre todo en zonas áridas o semiáridas. Por otra parte, el estudio ha desvelado que picar los restos vegetales en el cultivo del almendro puede aumentar la cantidad de minerales disponibles en el suelo hasta en un 20%.

El proyecto se ha llevado a cabo en dos zonas semiáridas representativas de los secanos de Aragón: Sierra Luna (Zaragoza) e Hijar (Teruel) pero, los resultados obtenidos en estos ensayos se pueden extrapolar a todas las explotaciones de almendra ubicadas en en condiciones áridas y semiáridas de Aragón. La superficie total ocupada por el cultivo del almendro en Aragón es de 66.700 hectáreas (datos para el año 2017). Por tanto, el almendro es el cultivo leñoso con mayor superficie en la Comunidad Autónoma, con un 31% del total de su superficie ocupada por cultivos leñosos. Se estima que, la puesta en marcha de los resultados del ensayo podrían beneficiar a las 66.700 ha de cultivo de almendro en Aragón o las 1.500 explotaciones aragonesas, además de a todos los consumidores al promocionar un método de cultivo que puede aumentar el carbono retenido en el suelo y por lo tanto frenar el cambio climático.

El Grupo de cooperación de la iniciativa GC-EMAECAS está integrado por: la Estación Experimental de Aula Dei (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), Cooperativas Agroalimentarias de Aragón (CAA), Soluciones Agrícolas Cultívate S.L. (AGROCULTIVATE) y ARENTO Grupo Cooperativo.

Objetivos

El proyecto EMAECAS tiene la finalidad última de promover, impulsar y divulgar técnicas de sistemas de manejo sostenible en el cultivo del almendro en secanos áridos y semiáridos de Aragón. A su vez, busca también:

  • Incrementar el rendimiento y producción de almendra en sistemas de secano árido/semiárido de Aragón.
  • Mejorar la rentabilidad económica de la explotación de almendro mediante una mayor productividad y/o reducción de costes, en función del manejo.
  • Evaluar la capacidad de mitigación del cambio climático del cultivo de almendro en Aragón mediante la adopción de técnicas de manejo del suelo basado en cubiertas.

A través de la implantación de los sistemas de manejo del suelo planteados en el proyecto se obtendrá una disminución de gastos en las explotaciones, una mayor eficiencia energética y de materias primas, una mayor conservación de los recursos suelo y agua, así como la mitigación del cambio climático. Por tanto, el ahorro de costes de producción por optimización del uso de materias primas y recursos naturales ofrecerá oportunidades para la mejora competitiva y la diversificación de las explotaciones de las zonas de secano árido y semiárido de Aragón.

Hay que tener en cuenta que las explotaciones de almendro en Aragón se ubican principalmente en zonas muy desfavorecidas. Por tanto, la implementación de este proyecto tendrá un especial interés de cara a la sostenibilidad económica y ambiental de estas zonas.

El proyecto EMAECAS ha permitido el intercambio de conocimiento entre los agentes implicados en el sector de la almendra en nuestra comunidad. Las cooperativas agrarias interesadas actualmente en el cultivo de la almendra, otros Grupos de Cooperación, grupos de investigación, no solo en Aragón sino también del resto de Comunidades Autónomas han formado parte de este intercambio de información sobre este cultivo.

Las actividades del proyecto se han puesto en conocimiento de instituciones y centros interesados, tales como: el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Aragón, Navarra y País Vasco, el Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Aragón, los institutos de formación profesional agropecuaria, la Fundación Circe y sindicatos y agrupaciones de agricultores.

El almendro ¿Por qué?

El almendro ha ganado peso, a nivel económico y social, durante los últimos años en Aragón. Las plantaciones de almendro han sido consideradas, tradicionalmente, como frutales de secano y su cultivo se lleva a cabo de forma secundaria con respecto al resto de los cultivos leñosos.

A pesar de que en los últimos años se está produciendo una lenta, pero clara, tendencia a la mejora del cultivo (utilización de variedades productivas de floración tardía, instalación de riego localizado, previsión de necesidades de polinización, etc.), el grado de innovación tecnológica del cultivo del almendro todavía es muy inferior si lo comparamos con el de otros cultivos leñosos similares como el olivo o la vid.

La información existente ha demostrado que el empleo de cultivos cubierta, frente a un laboreo frecuente del suelo, mejora la calidad del suelo en el cultivo de almendro en condiciones semiáridas del SE de España. En consecuencia, esta asociación representa un modelo eficiente para la mejora de la productividad y sostenibilidad de los sistemas de secano en zonas marginales de clima semiárido.